¿Hay algo más motivador que la ilusión?

Una señora de más de 90 años que había hecho ganchillo toda su vida, había dejado de hacerlo. Cuando sus familiares le preguntaban por qué, no le faltaban respuestas: “las manos ya no me acompañan”, “me duele demasiado la espalda”, “mi vista ya no es lo que era”… achaques de la edad totalmente comprensibles.

De repente, hubo una noticia que lo cambió todo: iba a ser bisabuela.

Lo contaba su nieto, el recién estrenado papá, y según sus propias palabras: “aquellas agujas empezaron a echar fuego”.

Cuando vi todos los patucos y gorritos recién hechos para su bisnieto mientras escuchaba la historia junto al recién nacido entre nosotros, no dejaba de conmoverme con una idea:

¿Hay algo más motivador que la ilusión?

Share and Enjoy:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • LinkedIn
  • Twitter
This entry was posted in Motivación. Bookmark the permalink.