¿Realmente aprovechas twitter para conseguir empleo y clientes?

Supongo que habréis visto decenas de posts hablando de las bondades de las redes sociales como medio para encontrar un puesto de trabajo y/o clientes para tu empresa. No pretendo hacer un decálogo de ese tipo ni tampoco soy amiga de esas fórmulas mágicas que prometen el oro y el moro y luego se quedan en un titular sensacionalista. Pero me apetecía contar lo acontecido en las últimas 24 horas y si además le puede servir a alguien, pues genial.

Ayer una amiga me escribió preguntando si conocía a alguien con experiencia en marketing online y que estuviera interesado en irse a trabajar a Londres en su empresa. Como no era el caso entre mis conocidos, pregunté en twitter:

Oferta-twitter-nsamperiz

Dada la desfavorable situación económica en España, y unido al hecho de que Londres es un destino bastante atractivo para muchos que quieren mejorar su inglés, la respuesta fue un aluvión de retuits, menciones y DMs preguntando acerca de la oferta.

Tras leer y responder todas y cada una de las solicitudes tanto por twitter como por correo electrónico, he podido sacar algunas conclusiones que en muchos casos son obvias, pero el mero hecho de ver ciertas cosas me hace pensar que no tanto.

Si buscas trabajo, clientes o colaboraciones y usas twitter para ello, creo que sería básico que:

  • Tengas una BIO: No es un espacio muy extenso, lo sé, pero da para que resumas a qué te dedicas, qué es lo que te interesa o que expliques al menos algo sobre ti.
  • Pongas tu nombre real: puedes usar el nick que más te mole, pero si alguien quiere dirigirse a ti sería un detalle que le facilites al menos tu nombre. El tiempo es un recurso limitado, no esperes que te googleen hasta la segunda página de resultados para averiguar quién eres.
  • Pongas tu foto: no quisiera entrar en detalle sobre cuáles deben ser las características de tu foto, pero creo que es esencial que salgas tú, no el monstruo de las galletas (#truestory)
  • Inserta una URL: si no tienes ningún sitio web publicado siempre puedes poner tu perfil de linked in, olvida facebook (recordemos el supuesto del que partimos: objetivo profesional).
  • Sé amable y agradecido: no voy a decir que las probabilidades de que encuentres una oportunidad son altas ni bajas, son las que son, así que no las desperdicies causando una mala impresión. Agradecer cuesta poco y te puede abrir muchas puertas.


Tras las recomendaciones básicas, hay más cosas que puedes hacer, dependiendo del tiempo que le quieras dedicar, del empeño y, en el fondo, de si realmente te gusta lo que haces y aprendes, y además te gusta comunicarlo en twitter:

  • Investiga. Mucho. Comparte lo más interesante de entre todo lo que has encontrado. Nunca hagas retuit de contenidos que no hayas leído.
  • Da tu opinión. Hay noticias que tuitea todo el mundo ¿realmente aportas valor tuiteándola tú una vez más si no vas a ser de los primeros en hacerlo? En cualquier caso, opinar sobre un hecho en cuestión puede darte un punto diferenciador.
  • Habla con la gente. Por si no te habías dado cuenta, que lo dudo, twitter es interacción. Si no hablas con nadie y te limitas a lanzar tuits unidireccionales no vas a sacarle todo el partido a la herramienta y, probablemente, no disfrutes el tiempo que inviertas en ella.


Podría extenderme mucho (demasiado) especialmente con el último punto, así que mejor termino aquí el resumen de consejos extraídos de esta corta pero intensa y reconfortante experiencia, si se os ocurren más me encantará leerlos en los comentarios.

 

 

Share and Enjoy:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • LinkedIn
  • Twitter
This entry was posted in Libros. Bookmark the permalink.